Saltar al contenido

Café de puchero

24 octubre, 2018

Un café de puchero es conocido como un café de cacerola o de olla, además este nombre de puchero se utiliza mayormente en España y otros países de donde es proveniente.

¿De dónde viene la elaboración de este café?

El café de puchero existe desde algunos siglos atrás, de hecho el método que se utiliza para prepararlo se considera como uno de los más usados en la historia del café.

La cuestión es que fue un recurso de ingenio y necesidad, a causa de que antes no existía tanta variedad de cafeteras como hoy en día, por eso los españoles tuvieron la iniciativa de crear este método tan práctico.

Con tan sólo tener a la mano un puchero (una cacerola u olla), una cazuela o un cazo y un colador de tela, ya estaban listos para elaborar este café. El cual solía dejar un aroma a café en toda la casa.

Hoy por hoy podría ser un método obsoleto e innecesario, todavía una gran cantidad de personas lo utilizan para preparar café, debido a la sencillez del método, su sabor y olor tan único.

¿En dónde encontrar con frecuencia un café de puchero?

En grandes fiestas y comidas, este café es todo un clásico, debido a que suele destacar por su sabor tan particular, el cual no tiene nada que envidiarle a un café elaborado por una cafetera.

Elaboración del café de puchero

Para preparar un buen café de puchero es muy necesario que se tenga que moler el café ante de utilizarlo, debido a que esto influye siempre en el sabor de cualquier café ya preparado.

Si comprase paquetes de café molido y envasado al vacío, es adecuado que una vez que se haya abierto y se consuma la cantidad necesaria, se vuelve envasar al vacío para que conserve el aroma.

Preparación del café de puchero

Recordemos que este café es conocido también como café casero, el cual es una forma rápida y sencilla de hacer café en casa. Por lo que el método de preparación y los ingredientes son muy fáciles de encontrar, igual que los instrumentos.

Ingredientes:
• 1 litro de agua.
• 70 gramos de café tostado y recién molido.
• 60 gramos de azúcar (opcional). Se puede usar azúcar moreno o blanco, como queramos.
• Especias al gusto (por ejemplo una ramita de vainilla, cardamomo, algún palo de canela, clavos de olor).

Instrumentos:

• Una manga o un colador de tela, para filtrar el café. Si no tenemos, puede servir un filtro de papel de los que se usan en las cafeteras de goteo.
• Un puchero, que es una olla o una cacerola.
• Una cazuela o un cazón, es donde se coloca el colador.

Preparación:

Se pone a hervir el agua con cualquiera de las especies (la de tu preferencia) comúnmente suele utilizarse la vainilla y los clavos de olor, luego se debe hervir el agua y se agrega el café.

Debemos estar pendientes cuando el café comienza a crecer, para removerlo y evitar que se derrame. Después agregamos el azúcar (al gusto), dejamos hervir por 1 o 2 minutos y listo para servir.ores diferentes y no dañar el irreconocible sabor del café.